lunes, 14 de marzo de 2011

Hemos hecho una salida a un museo algunos de la clase. Estamos en la parte antigua de algún pueblo o ciudad. Todo es de piedra. A la derecha hay como una cueva y han construido unos accesos con cristal, o algo parecido, a más o menos un metro del suelo. La guía que tenemos nos habla algo de Miguel Hernández. Al entrar a la cueva vemos unos dibujos, dos demonios rojos y feos y a la izquierda la cara del escritor. 

Al terminar la visita, Javi nos dice que podríamos hacer un proyecto relacionado con el tema y quedamos para ir esa misma tarde a buscar unos libros. 
***
Estamos en la librería y Javi va en silla de ruedas.  Empezamos con la búsqueda de los dos libros que nos hacen falta. La organización de la librería es pésima, han apilado libros y después los han forrado con papel transparente, así no hay manera de encontrar nada.Y Javi pierde la paciencia. Se pone a farfullar y a insultar a los dueños, ¡qué poca vergüenza, joder! Mientras, busco en una de esas pilas y encuentro un libro que me llama la atención. Rompo el plástico, lo cojo y se lo llevo a Javi, que se ha puesto de pie. Anda con un poco de dificultad, pero sigue gritando con la misma o más energía. Ese es uno de los libros, en la portada lleva los dos demonios que había en la cueva dibujados.
***
Estoy en una casa con Oli, Medina y el otro Javi. Creo que hay más gente. Es la casa de la playa del Medina. Es muy tarde, quiero mandarle un mensaje a mi madre para decirle que no voy a dormir en casa, pero el móvil me juega malas pasadas y no escribe lo que pongo. Desisto. Me sugieren que guarde la chaqueta en el armario. Abro el armario, cojo una percha y mientras cuelgo mi abrigo, veo una chaqueta color rosa palo tirando a púrpura con hombreras muy exageradas y cola de pingüino. Está hecha como de bolas de distintos tamaños y brilla. Se ve que me sorprende mucho, porque se me acerca alguien y me dice que deje de mirarla, que es de la madre del Medi y es "muy normal".

No hay comentarios: